cruz cosmicaEl llamado “Cuadrado de rendimiento” o la “Cruz Cósmica Cardinal”, es una figura muy potente cargada de una inmensa energía. La energía se acumula en el interior de la figura como si se tratara de una batería, que se irá descargando hacia el exterior, potenciando las energías de los planetas implicados y de los signos donde se encuentran. Su funcionamiento es parecido al de una puerta giratoria, tiene la capacidad de apoyarnos a cambiar nuestro punto de referencia y recalibrar la percepción.

En esta cruz podemos ver claramente dos ejes principales: uno horizontal, que podríamos llamar “X”, que nos apoya a alcanzar la misma vibración que el grupo o sistemas en los que vivimos, y el eje vertical, que podríamos llamar “Y”,  que nos apoyara a alcanzar la misma vibración que nuestro verdadero  YO o Esencia.

Todos los planetas estarán a 13 grados de cada signo. la vibración del numero 13 estar despertando las 13 llaves sagradas de nuestro ADN.

 

SIGNOS IMPLICADOS

 Aries (casa1 Este) – Libra (casa 7 Oeste) 

En este eje predominan el dinamismo, la actividad y los procesos creativos. La lucha existencial se muestra en su forma más dura, pero en él también se producen los encuentros motivados por el amor.

Aries, el signo de los nuevos comienzos y de la voluntad. Aries transmite a nuestra vida planetaria las energías del Primer Rayo de Voluntad o Poder. Todo lo que Aries piensa se ve impulsado hacia la manifestación y la realización.  También es un signo de purificación, puede deshacer las formas mentales de miedo, depresión y desaliento que él mismo creó empleando la misma fuerza creativa que utilizó para erigirlas.

Libra simboliza la etapa intermedia o el punto de equilibrio entre dos situaciones, en los períodos de avance del proceso de desarrollo y en las crisis de decisión. En el horóscopo, esta bifurcación del camino está relacionada con el paso del hemisferio  inconsciente al hemisferio consciente.

 

Cáncer (casa 4 Sur) – Capricornio (casa 10 Norte) 

 

En este eje las tensiones que se producen se deben a la polaridad entre colectivo (casa 4) y el individuo (casa 10). La tensión por tanto, se produce por las luchas de poder entre lo que representa la colectividad  y lo que representa la individualidad. Cáncer, como signo de la dependencia del colectivo o del instinto de rebaño, es el polo opuesto al estado de conciencia individual que se alcanza en Capricornio, el signo de la individualización.

En Cáncer llegamos al punto más bajo del zodíaco, lo cual simboliza el acceso al inconsciente colectivo, al espacio arquetípico y a las capas más profundas de nuestro ser. El acceso al verdadero yo, mediante el que estamos unidos a todo lo viviente.

El signo de Capricornio es un símbolo de iniciación. Una iniciación en la que, mediante la energía de la voluntad, el ser humano obtiene poder y autoridad, y se libera de las influencias ajenas y las presiones externas

Esencialmente se trata de comprender el signo de Cáncer como una de las dos puertas de la rueda del zodíaco, a través de la cual el alma entra en el mundo de la manifestación externa. Esta puerta está aliada a la naturaleza material y a la madre de las formas, mientras que la otra puerta, Capricornio, está aliada a la Esencia, «el Padre de todo lo que Es». Por lo tanto, el tema que nos ocupa hace referencia a la gran tensión entre espíritu y materia, entre padre y madre, y entre lo colectivo y lo individual. 

 

PLANETAS IMPLICADOS

Las oposiciones son fuerzas que generan una polarización entre dos energías opuestas. En esta configuración hay dos:

Urano en Aries en oposición a Marte en Libra: Estos dos planetas se caracterizan por su radicalismo, y sus energías suelen atraer acciones drásticas e inesperadas. Marte el guerrero, está dispuesto a batallar de manera violenta para conseguir sus objetivos. Marte situado en Libra; signo de la diplomacia y el equilibrio, se opone a Urano y al signo que rige; Aries. Urano es un planeta de reacciones inesperadas y creativas. Libra es el signo de la justicia y de la toma de decisiones, y da el paso para separar la verdad de la mentira. Consecuentemente, nos podemos encontrar con sucesos que impliquen a la justicia, con situaciones que requieren acciones inesperadas, tajantes y decisivas, en política y en economía.

Plutón en Capricornio; Júpiter en Cáncer: La combinación de estos dos planetas crea una energía muy potente. Plutón tiene relación con lo oculto y con el poder. Plutón está situado en Capricornio, que también es un signo que implica poder y autoridad, que como todo, puede ser usado de forma positiva o negativa. Júpiter tiene relación con la expansión, la riqueza, y en su aspecto negativo con la codicia. En Cáncer, esta riqueza se relaciona con el colectivo. Júpiter y Plutón tienen un arquetipo muy potente de poder, y hoy en día, el dinero y la política es lo que más poder genera, por lo que juntos, estos dos planetas se convierten en representantes del “gran poder”. Esto puede tener relación con el poder financiero, y con sumas de dinero oculto al público, dinero que se mueve en los bancos o instituciones financieras. Por otra parte, los secretos ocultos, que se relacionan con Plutón van a seguir saliendo a la luz, y la verdad continuará expandiéndose.

 

CONCLUSIONES.

Esta Cruz Cardinal mas que iniciar algo es la culminación de un proceso que inicio Marte hace algún tiempo, y que ahora se une a sus aliados  para potenciarlo y darle propósito y fin. El objetivo es la renovación de la conciencia colectiva y el reconocer que estamos aportando a ella.

La conciencia grupal es un estado que sólo se experimenta cuando el individuo, unido a su Esencia y la del grupo, presta un servicio al mundo y da al colectivo una nueva dirección, es decir, fecunda de nuevo al colectivo renovando las cosas.

Esa tensión, en última instancia, tiene como  origen la el despertar a una consciencia mayor a la Esencia que realmente somos y nos une al TODO. Estas energías se plasman en sucesos relacionados con el poder, la política y el mundo financiero, pero su origen está más allá de lo manifestado. Una vez producida la ruptura, el cambio se inicia de manera irreversible.

 

 

Bibliografía:

Astrología de la figura de aspectos. Bruno y Louise Huber, M.A. Huber. Editorial Api

Los signos del zodiaco. Louise Huber. Editorial Api

Las casas astrológicas. Bruno y Louise Huber. Editorial Api

Comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *