reyes

Llego el Día de Reyes, llamados por todos magos, sabios, sacerdotes y astrólogos. De hecho para muchos en este día se celebra el Día del Astrólogo… FELICITACIONES!!!!.

Sus coronas simbolizan la valentía de haber tomado sus  reinos (vidas) con conciencia. Si bien la vida es tomada o heredada de otros, llega el momento en el que tienes que convertirte en el absoluto responsable de ella, tienes que seguir tu propia estrella y renacer nuevamente en ti.

Esotéricamente este corona de mil pétalos es llamado Kether o  chakra corona, la que nos une con lo superior. Todos poseemos una.

Los Reyes le regalan al Niño frutos del conocimiento , objetos simbólicos como el incienso, oro y mirra, que son la expresión de los tres reinos espirituales ; el pensar, el sentir y el querer, o la trinidad del cuerpo, alma y espíritu.

También hablemos de los pastores, estos son gente sencilla, que cuidan animales y no son dirigentes. Ellos cuidan el reino inconsciente, de la vida sencilla, ligada a la naturaleza. Viven cerca de la tierra. Cuando adoran al Niño le ofrecen los alimentos de la vida: leche, frutas, lana y un corderito.

La famosa estrella representa la tan buscada iluminación que para cada quien significa algo distinto. A veces esta desaparece y los Reyes tienen miedo de perderla. El miedo de perderla, para luego volverla a encontrar, simboliza la lucha, la búsqueda del hombre por la comprensión de sus propias vidas. Sin embargo, poco antes de alcanzar la meta, la pierden y tienen que reiniciar su búsqueda, cosa que nos pasa a todos. Es entonces cuando acuden a los pastores a preguntarles, y son los hombres del corazón que guían el último trecho hasta el pesebre. Este es un bello símbolo que no deberíamos olvidar: el camino de la mente lleva muy lejos. lleva a la creación de la corona, lleva cerca de la estrellas, lleva casi hasta el borde de la meta, nunca realmente hasta el pesebre, porque para lograrlo, tienen que aunarse todas las fuerzas: las del corazón, las inconscientes, las cercanas a la naturaleza, las del instinto y las intelectuales. Muchas veces para llegar al corazón tenemos que perdernos…

Un hombre con Sabiduría y sin Corazón no es nadie. Un hombre con Corazón y sin Sabiduría no es nadie. Recuérdalo.

Celebra este día con una nueva conciencia y ábrete a recibir los verdaderos regalos de estas fechas para que cada día vivas a tu máximo potencial.

Sonríele a la vida, Adiós!

Comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *