Los primeros zodíacos incorporan el símbolo de Piscis como un par de peces que nadan en direcciones opuestas. Sin embargo, en los relieves egipcios de Dandara los dos peces aparecen nadando en la misma dirección, y sus colas están unidas por un hilo. Fue la primera de estas dos antiguas representaciones la adoptada finalmente por los astrólogos medievales, de forma que todos los zodíacos clásicos muestran a los dos peces nadando en direcciones opuestas, enlazados por un hilo de plata que sujetan firmemente en la boca.

Interpretaciones posteriores de esta imagen sugieren que los dos peces representan la dualidad de la naturaleza humana: el espíritu y el alma, visualizados en continuo enfrentamiento. El espíritu permanece alejado del dominio físico de la Tierra y se limita a zambullirse en él de vez en cuando, permaneciendo a pesar de todo libre y sin mancha. El alma, por su parte, empieza a estar contaminada por el mundo material. El espíritu aspira a ascender y es libre; el alma es atraída hacia abajo por la Tierra. He aquí la oposición simbolizada por los dos peces. La cuerda que los une es el “cordón de plata”, el lazo que une espíritu y alma durante la vida, pero que se rompe con la muerte.

Este nivel de interpretación pasa enteramente por alto el terreno de lo físico: los dos peces nadan en las aguas del espíritu y del alma, y el temperamento Piscis se concibe como el habitante natural del reino espiritual, como el que persigue la realización de la belleza en el arte y en la poesía.

Los primeros cristianos relacionaban el símbolo del pez con Cristo. Esta conexión fue reforzada, en la estructura del zodíaco, a través del signo de Piscis: éste se oponía directamente al signo de Virgo, que en los primeros tiempos del cristianismo fue asociado con la Virgen María. No resulta sorprendente que ciertas pinturas y esculturas cristianas primitivas muestren a una mujer llevando, o incluso amamantando, a dos peces: tales imágenes pertenecen a la tradición esotérica que pretendía conectar la astrología pagana con la fe cristiana. En algunos casos la imagen de los peces gemelos es sustituida por la de un solo pez, a menudo un delfín, que fue el primer símbolo de Cristo; éste es el caso del Piscis que figura en el zodíaco del Merton College.

Gracias Astrocampus.com

Comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *