Virgo está íntimamente vinculado, debido a la tradición cristiana, con la Virgen María. Los primeros artistas cristianos vieron pronto la posibilidad de adaptar la imagen de una joven (en el reino de las estrellas) como imagen de la Virgen que dio a luz a un niño (en el mundo espiritual). Los artistas bizantinos y renacentistas insistieron en colocar una estrella en el hombro o en la cabeza de la Virgen María, hábito que sólo puede ser entendido en relación con el signo zodiacal de Virgo. La estrella más brillante de la constelación es La Espiga (Spica en latín), y por esta razón muchas imágenes de Virgo muestran una doncella que sostiene una espiga en las manos. Esta imagen es adecuada al simbolismo cristiano, que veía el trigo como una imagen de Cristo, el “pan” que alimentaría al mundo. Y tal como la Virgo de las constelaciones sostenía una espiga de trigo, la Virgen sostuvo al niño Jesús. De hecho, muchas imágenes de la Virgen María la representan con la espiga de trigo, o con muchas espigas cubriendo sus vestiduras.

Otra veta de simbolismo cristiano aparece en las imágenes de la Virgen en que está sosteniendo una rueca. Ello hace referencia a uno de los evangelios apócrifos, según el cual María estaba hilando lana cuando el arcángel Gabriel se le apareció para comunicarle que iba a tener un hijo. Cuando los significados profundos de la rueca y la espiga se perdieron, los pintores y escultores representaron a la Virgen sosteniendo una flor, lo cual seguramente pretendía representar el florecimiento de la virginidad juvenil.

La figura de Virgo en la catedral de Amiens (Francia) sostiene algo que puede ser trigo. Pero esto no importa mucho, ya que el simbolismo más profundo de esta talla reside en el hecho de que la doncella se encuentra flanqueada por dos árboles: los árboles por los que la humanidad cayó y fue redimida. En un árbol habita la serpiente que tentó a Eva, y el otro representa el “árbol”, la cruz en la que murió Jesús. Esta Virgo es una imagen de María, la madre de Cristo, situada como mediadora entre los dos árboles.

En la catedral de Chartres el arreglo de las figuras zodiacales es sorprendentemente rico en simbolismos y, además, la posición de la imagen de Virgo encierra una importancia especial. La figura se halla situada en la parte más alta del arco, junto con el arquero Sagitario, que es un símbolo militar. La catedral está dedicada a la Virgen María y, según las tradiciones esotéricas, fue financiada por la orden militar de los caballeros templarios. Así, esta curiosa yuxtaposición de Virgo y Sagitario, muy separados en el zodíaco, resume la fundación y advocación de la catedral.

En el símbolo de Virgo se ha querido ver, con frecuencia, una deformación de las letras MV, que significan María Virgen. Otros sugieren que deriva de una imagen de tres espigas de trigo erguidas. Pero su verdadero significado no saltará a la vista hasta que hallamos estudiado el simbolismo de Escorpión.

Gracias Astrocampus.com

Comenta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *