La forma en la que nacemos es muy importante, el llamado Trauma Natal, pues este queda grabado en nuestra memoria celular y nos condiciona toda la vida. Dime Como naciste y te diré como eres.

Observa tus momentos de transición o cambio en tu vida, y verás que en estas situaciones has actuado con una fuerza que, si la observan bien, reconocerás que no es del presente. ¿Por qué cuando viajo me siento o vivo situaciones determinadas? ¿O cuando me traslado de casa? ¿O cuando me separo de alguien? Observen como en esos momentos se activan esas memorias. Esta información se queda guardada en nuestras células por la situación traumática vivida al nacer.

Por ejemplo un niño que ha vivido el rechazo de sus padres podrá haber decidido que para vivir necesita ser rechazado. Y atraerá a las personas y situaciones perfectas para seguir viviendo el rechazo, que es lo que a él le resulta familiar, aunque sea doloroso. Subconscientemente, su gran miedo es que si deja de ser rechazado puede morir.

Una sesión pude tener una duración de una hora. En principio se escogerán un tema a trabajar. Posteriormente el cliente se relajara, y guiado por el especialista, comenzara una respiración consciente y conectada. Esta respiración provocara unos movimientos energéticos que limpiaran las memorias celulares que influyen en su conducta actual. Es un proceso bioenergético que incide directamente en la creatividad del pensamiento y nos apoya a borrar todo aquello que nos hace sufrir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *